lunes, 4 de julio de 2011

Destino: la vida

Tal vez no seamos nosotros quienes paseemos la vida, sino la vida la que nos pasea a nosotros. Quizás paseemos a la vez. Cargados de posibilidades y de deseo, nos movemos, elegimos destino,  mientras la vida nos va haciendo, nos va recorriendo. Y a veces llegamos a lugares que nos alejan, a mundos muy distintos. 

Lo mismo debe ocurrir cuando nos alejamos por dentro, y nos vamos en pos de lo que nos divide en lugar de lo que nos integra. 

vida cotidiana en Ziguinchor

Y mientras, la vida nos recorre y espera siempre acogedora:

ME ALEGRO DE TU REGRESO!
Hubo épocas en las que fracasaste.
Mientras caminabas por el solitario camino,estabas en las nubes,
perdido en el ciclo del nacimiento y de la muerte
e inmerso en el mundo de la ilusión. 
Pero el bello camino es paciente,
siempre espera tu regreso,
ese camino que te resulta tan familiar
y tan fiel.
Sabe que un día regresarás.
Y entonces te recibirá cálidamente.
Será tan fresco y hermoso como la primera vez. 
El amor nunca dice: "Es la última vez"
 Thich Nhat Hanh- en El largo camino lleva a la alegría 

1 comentario:

  1. Preciosa reflexión so bre el caminar, un saludo de Begoña

    ResponderEliminar